• 17 diciembre, 2022

Las fake news, un fenómeno de ingenuos, ignorantes y vivillos

Las fake news, un fenómeno de ingenuos, ignorantes y vivillos

Por Juan Carlos Bataller

Las fake news o noticias falsas están de moda. Llegan a través de nuestros celulares o note books. Y a partir de ahí se abre un abanico de posibilidades.

1 – Que usted sea una persona racional y verifique la veracidad de la información que recibe, algo que puede hacer perfectamente entrando en otros sitios.

2 – Que usted sea un incrédulo que todo se cree y, producto de su ingenuidad o ignorancia, reenvíe esa noticia a cientos de “amigos virtuales”.

3 – Que usted sea consciente de que se trata de una noticia falsa pero está acorde con su pensamiento ideológico, partidario o religioso y la reenvíe a cientos o miles de personas.

Cualquiera sea el caso, lo concreto es que las noticias falsas abundan y se reproducen como hongos venenosos causando un daño irreparable a la credibilidad de las instituciones, incluido el periodismo.

>>> 

Ahora bien. Es importante saber que atrás de una noticia falsa generalmente hay súper profesionales que no sólo las crean utilizando elementos de la realidad sino que a través de algorismos las hacen llegar a las personas que pueden compartir lo que allí se dice, sea cierto o no.

Fijese lo que ocurrió recientemente con una fake que no tenía objetivos políticos.

Muchos de nosotros recibimos por diferentes vías un  video viral  en el que aparece, supuestamente el rey de Bahrein, Hamad bin Isa bin Salman al-Khalifa, custodiado por un robot guardaespaldas de más de dos metros que impresiona con sus movimientos. 

El video fue grabado durante la exhibición de seguridad IDEX 2019, celebrada en el Centro Financiero Internacional de Dubai, pero que recientemente cobró notoriedad en Twitter.  

“El Emir de Bahrein llegando a un evento en Dubai escoltado por su robot guardaespaldas”, se lee en una de las publicaciones en las que se hace referencia al popular clip que tiene más de 17 mil reproducciones en Twitter, mientras que ya superó los 300 mil en YouTube.

El “robot guardaespalda” se llama Titán, mide 2.43 metros y en realidad se trata de un desarrollo tecnológico que tiene como fin “el futuro del entretenimiento” de las personas.

>>> 

La repercusión de esta aparente innovación tecnológica en materia de seguridad personal trascendió las redes sociales, ya que también fue presentado en muchos medios que cayeron en la trampa.

Pero desafortunadamente, por mucho que varios se entusiasmaron con que el video fuera cierto, los guardaespaldas robot son ciertamente un concepto que lejos está de ser realidad.

Una serie de detalles que confirma el engaño del video es la ausencia del Emir de Bahrein y, además, el robot es en realidad una persona disfrazada. El robot en cuestión tiene nombre: se llama Titán, mide 2.43 metros y en realidad se trata de un desarrollo tecnológico que tiene como fin “el futuro del entretenimiento” de las personas.

>>> 

El traje está dividido en dos partes, la superior del cuerpo de Titan es controlada por un operador a través de un panel de control. Allí está alojado el cofre del traje, donde hay una ventana de vidrio transparente unidireccional disponible para que el operador observe su entorno. 

Asimismo, las acciones y los sonidos están preprogramados y se activan automáticamente cuando se realizan las acciones y comandos correspondientes.

Titan es promocionado como “el primer artista robot de entretenimiento comercial del mundo”, desarrollado por la empresa británica Cyberstein. De hecho, en su página de internet aseguran que quienes lo contrataron quedan “complacidos con su espectáculo”.

“Actuando en grandes eventos al aire libre, espectáculos de campo, festivales y centros comerciales, Titán está garantizado para impulsar la venta de entradas, aumentar la afluencia y tener centros comerciales a rebosar”, se logra leer en su página de internet.

En su currículum aparecen una variedad de eventos públicos y privados, como los Juegos de la Commonwealth en el Reino Unido, los centros comerciales Bar Mitzvahs del Reino Unido, presentaciones televisivas para recaudar fondos y hasta conciertos en vivo. En el 2018 ingresó al mercado chino y fue operado por Tuxuan Robotics.

El guardaespaldas robot del príncipe de Bahrein.

>>> 

En su cuenta de Instagram se pueden ver numerosas imágenes del robot en distintos eventos. Además, Titan también tiene una cuenta de Twitter donde, en febrero de 2019, publicó una foto justamente en la feria IDEX de Abu Dabi.

El resultado es que todos hemos escuchados a señoras y señores hablando del fantástico robot que custodia al emir.

>>> 

Vamos ahora a otra cuestión. En todo el mundo hay gente que tiende a creer en noticias falsas y teorías de conspiración. Pero, ¿cuáles son las razones psicológicas de esto? ¿Hay personas más vulnerables a creer en mentiras que otras?

Hace algunos años circuló una falsa noticia decía que agentes de policía habían ahorcado a manifestantes en las estaciones del metro de Chile. Fue una falsa noticia que millones de chilenos contribuyeron a difundir en el mundo.

No hace mucho se difundió el caso de una mujer que creyó en una noticia falsa difundida a través de un presunto pantallazo de un diario en Instagram en 2019. Esa falsa noticia decía que agentes de policía habían ahorcado a manifestantes en las estaciones del metro de Chile. En ese momento, los chilenos protestaban contra el aumento del costo del transporte público, y, si bien los carabineros reprimieron duramente a los manifestantes, lo que fue criticado por organizaciones de derechos humanos, no colgaron a nadie de la horca.

>>> 

Muchas personas dieron crédito a la noticia y la reenviaron. Algunos –reitero- por ingenuidad pero la mayoría porque coincidía con su ideología. Ellos saben que siempre encontrarán personas que tienen imágenes preconcebidas del enemigo dispuestas a creer y divulgar la noticia aunque sepa que es falsa.

Por eso muchos solo leen o ven canales que corresponden con su opinión. Es más que una burbuja, es una especie de universo paralelo que satisface todo tipo de necesidades.

>>> 

En los últimos tiempos se ha jugado demasiado con material informativo sensible. Verdaderos criminales de las redes han mentido sobre las vacunas, sobre los objetivos de la pandemia, sobre un inminente vaciamiento de las cajas de seguridad bancarias o, en nuestro país, sobre inminentes subas del dólar.

Y siempre hay gente dispuesta a creer y divulgar.

>>> 

Haga usted la misma encuesta: ¿Cuantas personas que usted conoce le envía material redactado o creado por ellas? No llega al 1 por ciento. Lo que hacen es reenviar material que reciben.

Luego –esto es aún más terrible- descreen de los medios informativos que nada dicen sobre lo que ellos “compraron” como cierto.

El drama mayor es que son muchos más los que siguen las redes que los que leen libros o medios serios.

Atrás de este fenómeno –no lo dude- hay personajes que se restriegan las manos y se benefician con una extraordinaria red de incautos dispuestos a dejarse engañar.