• 29 octubre, 2022

De palabras en trabalenguas

De palabras en trabalenguas

Por Aída González. Directora del Instituto de Investigaciones Lingüísticas y
Filológicas Manuel Alvar (INILFI) de la FFHA de la UNSJ. Miembro de la Academia Argentina de Letras

En la antigua Grecia existió hace mucho tiempo, en el siglo IV antes de Cristo, un famoso orador, filósofo y político ateniense que se llamaba Demóstenes.
Demóstenes no fue quien inventó los trabalenguas, aunque antes de convertirse en un gran orador, fue un hombre al que se le trababa la lengua con mucha facilidad.

Entonces, con el fin de solucionar su problema, se dedicó a ejercitar su lengua colocando una piedra sobre ella. Y repitiendo varias veces hasta el cansancio las palabras más difíciles que conocía. Cuando logró dominar las palabras, consiguió dominar su lengua y así pudo llegar a ser el gran orador que pasó a la historia.

Repasemos algunos:

  • La perra ladra abracadabra, el hombre labra cada palabra, ladra, ladra, abracadabra la palabra.
  • La opereta es una cara con careta de cuarteta, tetra, tetra, tetra la cuarteta, tetra, tetra la opereta.
  • Uno es ninguno y como dos es uno y uno es ninguno, uno es ninguno, dos no son nada y como tres son dos, y dos es uno, tres no son ninguno. Así nos salen las cuentas cuando nos dan de uno en uno.
  • Tres trapecistas, con tres trapos troceados hacen trampas truculentas, porque suben al trapecio por trapos y no por cuerdas.
  • La hormiga tiene barriga de tanto que traga y que traga. Esta hormiga es mi amiga, porque es una hormiga vaga.
  • Pablito clavó un clavito, un clavito clavó Pablito.

¿ Y ahora se animan a crear nuevos trabalenguas?