• 26 noviembre, 2022

El “fin del capitalismo”:¿Dónde me duele?

El “fin del capitalismo”:¿Dónde me duele?

POR MARCELO DELGADO

Economista

En su paso por nuestro país, el filósofo y sociólogo italiano, Mauricio Lazzarato, afirmó al medio Infobae: “Está claro que el capitalismo, tal como existió hasta ahora, no puede continuar”.

En su análisis interpreta que el capitalismo es un modo de imperialismo, que Estados Unidos impone desde los mercados financieros, el dólar y las reglas de la economía. Pero en su lectura, define que esta hegemonía de reglas, está comenzando a ser disputado, por nuevos emergentes imperialistas.
Pero su mirada no se agota en un análisis económico, sino que afirma que las “democracias burguesas” han perdido su poder de representación social. En su tesis concluye que los acuerdos democráticos de distribución de los resultados económicos, entre capital y trabajo, de la postguerra europea, comenzaron a desvirtuarse después de los años 70, donde comenzó un proceso de “capitalización” de las democracias, que provocó una brecha de desigualdad, en favor de pocos, que se aceleró en el siglo XXI.

La acumulación del 80% del capital en el 2% de la población es el síntoma más evidente, de la enfermedad capitalista. Pero al mismo tiempo, no ve posible una revolución, por la fragmentación de las representaciones sociales. Los conglomerados se van aglutinando, conforme los intereses y preferencias sectoriales, y no logran fuerzas convocantes como fueron en su momento, los movimientos de trabajadores. El otro punto que cuestiona, es que la mayor productividad, implica profundizar el daño ecológico y ambiental, y ya no resulta posible.
Hasta acá, nada nuevo, pero plantea interrogantes, que no tienen una respuesta definitiva. Finalmente, sobre el tiempo de transición entre el modelo que se va – Capitalismo – y lo que viene, aún sin nombre; responde, que será una larga transición, que la guerra Ruso – Ucraniana, acelera y dinamiza, como proceso de cambio.
En esta línea de pensamiento, hoy se encuadran gran parte de los pensadores, filósofos y sociólogos contemporáneos. Por lo que, podríamos afirmar que estamos en la etapa final del capitalismo.

¿Cómo nos afectaría, un modelo alternativo al “Capitalismo Clásico”? Si el capitalismo liberal, resolviera los problemas de las mayorías, sería un sistema difícil de sustituir. Pero cada vez más, es un modelo funcional a pocos. Por ello, lo que viene debería ser mejor que lo que se va. Pero, va a exigir algunos cambios culturales, que en muchos casos, significarán privaciones, conductas solidarias y límites a nuestras libertades de consumo.

Vamos hacia una sociedad más ecológica, austera, solidaria y cooperativa. El Estado ya no será el garante de la convivencia organizada, sino que la sociedad va creando instituciones y espacios, que contienen y preservan, los valores comunitarios. Quienes se resistan, quedarán al margen, como los miembros del “movimiento ludita”, que enfrentaron a la revolución industrial.
Los cambios duelen, pero son necesarios, si queremos estar mejor.