• 19 noviembre, 2022

De palabras empolvadas

De palabras empolvadas

Por Aída Elisa González

Directora del Instituto de Investigaciones Lingüísticas y
Filológicas Manuel Alvar (INILFI) de la FFHA de la UNSJ.
Miembro de la Academia Argentina de Letras

En el español es muy usual encontrarse con palabras similares las cuales aluden al mismo objeto. Tampoco es una novedad que los términos varíen de acuerdo con la región o incluso alguna tergiversación de la palabra original alcance tanta popularidad que acabe como la forma más usada. En esta ocasión vamos a hablar de un par de grafías en particular, en la que la incorrección es la más usada.

¿Se dice «polvadera» o «polvareda»?
La única forma correcta que se registra en el Diccionario de la lengua española (DLE) es polvareda. De acuerdo con la Real Academia Española (RAE), «polvadera» es una forma vulgar del habla popular, producidas por metátesis, reflejo de la pronunciación de algunos hablantes.
En actualidad es común escuchar mencionar «polvadera» en lugar de «polvareda», pero este es un error. La Academia Mexicana de la Lengua explica que la confusión es impulsada por un fenómeno lingüístico denominado ‘metátesis’, en el que, generalmente, el sonido de dos consonantes de un vocablo, en este caso r y d, cambian de orden: polvadera por polvareda.
Una forma posible es polvazón, el cual aparece en el Diccionario de americanismos con el significado de polvareda. Sin embargo, debemos insistir en que «polvareda» es la púnica grafía asentada en el uso culto.
De forma similar se suele cambiar «humadera» por «humareda». En este caso también la única forma aceptada en la lengua cuidada es «humareda».

A continuación, vea los significados de polvareda¸ tal y como lo indica el Diccionario de la lengua española (DLE):
Cantidad de polvo que se levanta de la tierra, agitada por el viento o por otra causa cualquiera.
Efecto causado entre las gentes por dichos o hechos que las alteran o apasionan.