• 29 octubre, 2022

Dudoso

Dudoso

Por Gustavo Ruckschloss

Parece que a Dimitri no le gusta Boca. Recién acababa de consagrarse campeón ese equipo cuando, como suele ocurrir, comenzaron a recorrer las calles autos con fanáticos tocando bocinas, algunas muy fuertes, cornetas, pitos y bombos. Es decir, un barullo importante. No solo fuerte, sino imprevisible, porque no se sabe en qué momento pasará alguien y dará un fuerte bocinazo.  

Así las cosas, estaba yo en el jardín mimoseando al gato Dimitri, cuando un fuerte ruido nos asustó, y luego otro…y otro. Después de un silencio, se oían más lejanos. El susto que tenía el pobre animal se notaba en su expresión y en su acurrucarse buscando protección de aquello que no entendía. Es decir que para él, el hecho de que Boca ganara, no le hacía ninguna gracia.

Ahora bien, me pregunto, si no le gustó que ganara Boca, ¿Qué equipo de fútbol sí le gustará que gane? Es una información trascendental. No se puede andar por la vida sin informar sobre sus preferencias futboleras. Como bien se sabe, después de la inflación, el fútbol es lo más importante para cualquier argentino que se precie. Por algo Maradona y Messi son más importantes que Belgrano, Favaloro o la guerra de Ucrania.    

Ante tal circunstancia deberé averiguar las simpatías hacia qué equipo tiene este animal. Tal vez, tenga que hacer algún curso de Interpretación Conductual de Felinos Asustables para ver si encuentro algún indicio de sus preferencias. Caso contrario, se corre el riesgo de que sea catalogado como “No Confiable”: por que quién no  expresa claramente sus preferencias es porque las oculta. Y quién oculta algo, no es confiable.

No sé qué dicen al respecto los tratados internacionales, pero pediré a la seccional de policía que esté atenta ante cualquier otra manifestación de quién, a partir de ahora, lo pongo en la lista de dudosos.