El Nuevo Diario - page 9

nada en ningún lado así que justo estaba
a la moda. En esa época apareció Valeria
Mazza, que también era reversible, no
tenía nada de ningún lado.
¿Cuál es la mujer tipo, la mujer que
se busca para el modelaje?
— Depende el rubro, hay muchos rubros
en el mundo de la publicidad. Para mo-
delo publicitario puede ser cualquier per-
sona de cualquier edad siempre y cuando
tenga buen pelo. No tanto en el caso de
los hombres porque puede ser el papá de
la familia. Se han dado casos en que el
estereotipo es más bien peladito, panzon-
cito... Y la mujer siempre es divina igual
que los hijos. Pero tienen que tener buen
pelo, buena piel y buenos dientes.
—¿Y para alta costura?
—Si hablamos de alta costura tiene que
ser angosta de cadera, una cintura muy
chiquita, espalda muy chiquita. Cada
rubro tiene sus requerimientos.
— Vos has tenido a tu cargo la organi-
zación en San Juan de Miss Universo.
¿Se piden cánones internacionales?
— Todos los años han ido cambiando con
esto de la inclusión. Fueron cambiando
en todo el mundo. Es más, sacaron el re-
quisito de la altura, si bien es medio hipó-
crita porque siguen eligiendo a las chicas
más altas. La última Miss Universo es
Viernes 13 de abril de 2018
Cómo la vi
Pasa a pagina siguiente
s
baja pero sigue teniendo el cuerpo de
Barbie.
— ¿Alguna vez le preguntaron a un
hombre cual era la mujer que le
gusta? ¿O acaso se dirigen a las muje-
res?
— Mis Universo va dirigida también a
hombres. Las chicas que se eligen son
Barbie y las Barbie no está basada en
una mujer real, la Barbie si existe en la
vida real no tendría órganos internos por-
que no entrarían en su caja torácica. Pero
ahora la Barbie es más real, es más ba-
jita, y las proporciones son distintas, más
reales.
— Hay un gran debate, en algunos
casos a través de las redes sociales,
en otros casos en conversaciones fa-
miliares, sobre los concursos de be-
lleza. ¿Cuál es tu opinión?
— Para mí en los concursos de belleza
no hay que olvidar el tema de imagen.
Pero si la belleza no va acompañada por
carisma no es nada.
— Pero supongamos que te consulta-
ran a vos. ¿Seguimos llamándola reina
del sol? ¿La llamamos embajadora del
sol? ¿Pedimos otros atributos, otras
edades, otro tipo de cultura?
—Ahí hay que evaluar muchas cosas
contradictorias. Si buscamos una embaja-
dora cultural no podemos pedir que el re-
quisito sea a partir de 18 años. ¿Cuantas
chicas de 18 años pueden ser embajado-
ras culturales o tienen una formación cul-
tural para representar a una provincia o a
su país?
— Este es un tema de debate y yo te
pongo una de las opiniones. Te dicen
elijamos a una mujer de 35 años, con
estudios, que pueda representarnos
muy bien, y además sigue siendo bella.
— Es que la imagen personal se busca en
todos los ámbitos, en todos los trabajos
más allá que sea un concurso de belleza.
La imagen personal es importantísima
pero para mí si es una embajadora cultu-
ral, el requisito tendría que ser de 25—45
años por ejemplo. Si es una reina de be-
lleza si se puede ser más chica pero si es
embajadora cultural tendrían que cambiar
los requisitos.
— Han flexibilizado mucho las cosas
por ejemplo ahora aceptan que sea
mamá, que tenga más edad, que sea
más baja y toda estas cosas han hecho
que en lugar de presentarse en un de-
partamento 3 candidatas se presenten
ENTREVISTAS Y ALGO MAS...
S
i tuviera que definir en una frase a Soledad diría que es una transgresora
que respeta la luz roja de todos los semáforos. Y no es una contradic-
ción.
O sí. Toda ella puede ser una contradicción. Como formar pareja con un hom-
bre diez años menor pero asumir sola el papel de madre dedicada. O sufrir y
gozar al mismo tiempo las películas de terror.
Sole no es solamente una mujer bellísima que no llegó a ser tapa de revistas
por no aceptar las propuestas de entrar en la infamia de la prostitución VIP. Es
también una inteligente observadora de la realidad y una valiente analista de
situaciones en las que la mayoría de las personas teme opinar. Y lo hace, aun-
que después sufra cuando la critican en las redes sociales.
Como toda mujer inteligente intimida al hombre mediocre. Y aunque una parte
de ella espera el príncipe azul, tiene muy en claro que siempre será ella la que
construya su vida. Y se lo banca. Aunque más de una vez llore en soledad.
JCB
l
Le gustan los
films de terror a
pesar que una vez
debió mudarse de
un departamento
tras incursionar
en sesiones de
espiritismo
9
Marina Lenzano con dos de sus
hijos, Josué y Soledad
Soledad en brazos de su abuelo
materno Eduardo Lenzano
A los nueve años, Soledad ya mos-
traba su talento para el modelaje
1,2,3,4,5,6,7,8 10-11,12,13,14,15,16,17,18,19,...20
Powered by FlippingBook