El Nuevo Diario - page 12

12
CON TU VIDA
SOLEDAD TASSI
l
“Una vez me
contrataron para desfi-
lar en Punta del Este y
en el mismo auto el
manager me dijo:
“mira ¿vos querés ser
celebrity o querés ser
modelo? porque si
querés ser celebrity,
tenés que salir con la
persona que nosotros
te digamos”
l
Organizó uno
de los concursos
más importantes
de belleza a nivel
mundial, “Miss
Universo”. Además,
tuvo un gran éxito
con el evento “San
Juan está de moda”.
También trabaja en el
concurso seventeens,
para adolescentes.
l
Entrevistas y textos:
Juan Carlos Bataller
l
Edición para TV:
Mariano Eiben
l
Mixer:
Luciano Bataller
l
Diseño:
Miguel Camporro
l
Cámaras:
Nicolás Mercado
l
Grafología:
Elisabeth Martinez
l
Caricaturas:
Lucho Velazquez
l
Desgrabación textos:
Joana
Icazatti
l
Maquillaje:
Charly Ramos
chás hablar y te morís o que te llama por
teléfono, dura seis meses teóricamente.
— Tu ultima pareja era menor que vos.
— Sí, 10 años menos que yo
— ¿Y cómo es tener una pareja 10 años
menor?
— Eso depende de la personalidad del
otro. Tal vez es una persona madura o
capaz y yo no soy tan madura. Pero a la
larga se nota la diferencia cuando pasa
esa etapa del enamoramiento.
— Cuando pasa lo físico...
— Claro, estuve mucho tiempo junto con
él, tenemos un hijo. Pero a la larga la
mujer siempre es más madura que el
hombre. Cuándo quedé embarazada él
tenía 24 años. Y es como que siempre me
echó en cara que se perdió muchas cosas
de su juventud. ¡Pero el de la idea de
tener el hijo fue él! ¡Hacete cargo, vos
también lo querías! Por eso te digo que a
la larga salta la diferencia de edad.
— ¿Tuviste muchas parejas?
—Novios he tenido un montón pero de pa-
rejas constituidas tengo dos hijos y cada
uno tiene su papá.
— ¿Y qué haces cuando terminás con
una pareja? ¿Volvés a las fiestas?
¿Salís a bailar?
— Cuando estoy en pareja soy súper ca-
sera, yo soy Susanita... Amí me encanta
la casa, hacer de comer, estar con mis
hijos, estar con mi pareja, no salgo más, si
puedo ver películas y pedir delivery de co-
mida y quedarme ahí soy feliz adentro de
mi casa.
— ¿Por cuánto tiempo?
— Siempre fui muy casera desde chiquita,
nunca fui muy salidora.
— ¿Cómo es el ambiente de la noche
en San Juan? ¿Hay mucho alcohol,
mucha droga?
— Debe haber de todo. Yo como no tomo,
no fumo, no estoy muy pendiente de esas
cosas. Por ahí alguien dice
“hay olor a ma-
rihuana, alguien está fumando
” y yo ni
sabía reconocer el olor. O sea, no puedo
decir si hay mucho o poco porque no lo
vivo.
—Cambio de tema. Hablemos de tus
hijos ¿qué te han dado?
— Mis hijos son dos aparatos que me ale-
gran todos los días, amo ser mamá, me
encanta. Yo quería dos varones y la vida
me dio dos varones... con mujeres trabajo
todo el tiempo.
La Sole y
el espiritismo
— Sole ¿alguna película que te haya
gustado, que te haya marcado?
— Tengo varias películas. Me encantan
las comedias, las películas de terror me
fascinan, me encanta todo lo oculto, todo
lo que sea de miedo, las casas embruja-
das... Es más, persigo casas embrujadas
por todo San Juan. Tuve mi época de es-
piritista y no la pasé muy bien.
— ¿Hiciste parte de espiritismo?
— Si, el juego de la copa...
—¿Y...?
—Me tuve que mudar del departamento.
Lo que yo viví fue muy real. Es más, tuve
que ir a buscar al cura que estaba en ese
momento en la Católica para que me
fuera a limpiar el departamento porque no
se podía estar por los ruidos y cosas
raras. Yo vivía sola y después de ese año
espiritista dije nunca más.
— ¿Pero el cura vino limpio y se aca-
baron los ruidos?
— No, me tuve que mudar. No sé si fue
un exorcismo o una especie de limpieza
porque él me dijo: “mirá esas cosas no
existen; vos descartá todas las cosas de
plomería, de esto, de lo otro, de todo lo
que pueda causar ruidos, movimientos
raros y cuando hayas descartado todo
eso me llamas si no se ha pasado. A los
15 días le llamé: “mire padre, no han pa-
sado”. En 30 minutos el cura estaba en mi
casa con todo su arsenal de agua bendita
y cosas. Cuando pisó el departamento se
clarifico un poco pero me tuve que ir.
—¿Tuviste otras experiencias?
—No, pero por más de los sustos que
pase veo películas de terror y estoy espe-
rando que llegue una película de terror al
cine para ir a verla.
—¿Sola?
—Sola o acompañada. No me importa.
— ¿No es una contradicción? Por un
lado le tenés miedo y por otro querés
sentir miedo.
— Me encanta. Es una sensación que me
provoca miedo pero no es desagradable,
me llama mucho la atención, soy re cu-
riosa con eso.
— ¿Alguna canción que te guste escu-
char 30 veces?
— Por épocas, algunas veces escucho
una canción 30 veces hasta que me
canso y sigo con otra.
— ¿En esta época cuál sería?
— Hoy me gusta mucho Ed Sheeran, hay
una canción que se llama Give me Love,
en la que un ángel sale de Cupido. Me
gusta el terror pero en el fondo soy una
romántica y esa canción me encanta. Me
gusta mucho la música en inglés.
— Estás en la mitad de tu vida. ¿Has
sido feliz en esa primera mitad?
— La verdad, esta mitad ha sido bastante
estresante, he tenido muchos altibajos me
ha costado mucho el tema de trabajo. Por
ser independiente, ser mujer y estar por
ahí muy expuesta, he sido el blanco de
muchísimas críticas y me han hecho pa-
sarla muy mal, lo que ha interferido
mucho con mi vida privada. Hubo momen-
tos en los que no pude ni disfrutar de mis
hijos de lo mal que estaba.
—¿Tanto?
—Sí, me mata que la gente me juzgue de
la nada, de un comentario tontón sacado
de contexto. Un diario una vez agarró un
comentario que hice en Facebook y me lo
postearon sin siquiera poner mi comenta-
rio.
— ¿Alguna vez le llamaste a alguien
para ver si existía?
— No, por ahí si he contestado por pri-
vado preguntándole cuál era el problema
conmigo, por qué el comentario era tan
agresivo que no entendía de dónde salía
eso... Pero uno por ahí se mete en el Fa-
cebook de la persona que te está criti-
cando y decís bue... ahí se explican
muchas cosas.
Con esto del
feminismo...
Viene de página anterior
Soledad
realiza mu-
chos desfiles
a beneficio.
En la imagen
aparece en
Rodeo, junto a
las reinas de
diferentes de-
partamentos
1...,2,3,4,5,6,7,8,9,10-11 13,14,15,16,17,18,19,20
Powered by FlippingBook